Usar un playtattoo es igual de peligroso que leerse un libro y se pueden aplicar en toda piel de personas a partir de 36 meses (3 años). Los playtattoo están fabricados en España, con materiales e ingredientes dermatológicamente testados y aprobados para su uso cosmético en piel, cumpliendo las directrices de la normativa cosmética europea EC 1223/2009 y la regulación de Juguetes EN 2009/48. De todas formas, y por si acaso, no aconsejamos su uso en personas con piel sensible o alérgica a productos adhesivos.