¿Por qué una lémura es nuestra mascota, nuestra imago, nuestra alter ego animalario?

Después de buscar y rebuscar hemos encontrado esta entrañable bicha rara, muy inteligente y extremadamente juguetona. Necesita estar constantemente estimulada si no quieres que te lo ponga todo patas arriba. ¡Aviso! ¡Le encanta deambular por la noche!
Hembra y macho son prácticamente indistinguibles a simple vista y… ¿sabes? La hembra controla el cotarro, se juntan con sus vecinas para defender sus recursos en el territorio, buscan a sus sores: ¡es un mamífero claramente feminista!
Por todo esto la hemos elegido como nuestra compañera de aventuras y, con ella, te proponemos jugar y propagar lo que llamamos el “Efecto Lémur”.